Los equipos de magnetoterapia ofrecen soluciones para una gran variedad de tratamientos, dada la versatilidad de aplicaciones que poseen. Son utilizados principalmente en la rehabilitación de fracturas y desgarros, así como también en el tratamiento de hernias de disco, artritis y artrosis. Estos equipos son muy técnicos, por lo que requieren necesariamente una guía de uso definida por un especialista. A continuación, vamos a tratar en este artículo las principales características de este tipo de tratamientos, y las enormes posibilidades que ofrece.

¿Qué es la magnetoterapia?

 

La magnetoterapia consiste en someter los tejidos vivos a una emisión de campo magnético. La aplicación se realiza por medio de emisores circulares que contienen una bobina solenoide, capaz de generar un campo magnético perpendicular a la superficie del emisor, lo cual asegura una correcta penetración en los tejidos.

Las líneas de fuerza de los emisores magnéticos atraviesan toda la masa del tejido a tratar. La profundidad de penetración es total. Al llegar a las membranas celulares, las líneas se encuentran con los iones potásicos y sódicos, muy importantes para la función celular. Los iones, por su propia naturaleza, son vehículos de carga eléctrica y como tales son sometidos a la acción del campo magnético. De esta forma se modifica el gradiente de potencia eléctrico en la interfase celular, aumentado el intercambio iónico entre la pared interna y externa de la membrana celular y mejorando el metabolismo del oxígeno, lo cual constituye el principal efecto terapéutico de la magnetoterapia.

Asimismo, mejora la cinética de las enzimas, eleva el potencial eléctrico celular y resopla las membranas de las células lesionadas por causas infecciosas, químicas, mecánicas o físicas. Estos fenómenos favorecen el crecimiento de nuevos y saludables glóbulos rojos, a la vez que eliminan los viejos o inactivos.

La respiración cutánea se activa en una proporción de hasta cien veces más de lo normal. Se regulariza y ajusta la secreción hormonal y se acorta el tiempo de anagénesis celular.

La distribución iónica a ambos lados de la membrana celular da origen a la aparición de un potencial eléctrico que es posible medir. Esta potencia (voltaje o tensión) se debe a mecanismos biológico- físicos que mantienen en acción las bombas de sodio y potasio, produciendo en la célula normal una diferencia de potencial negativa entre -70 y – 90 milivoltios (mV).

Cuando se trata de una célula con un proceso patológico o degenerativo, esta diferencia de potencial varía, disminuyendo hasta unos -50 mV. Al llegar el potencial de membrana aproximadamente a -30 mV se produce la muerte celular. La magnetoterapia trabaja produciendo una migración de los mencionados iones, tendiente a lograr un restablecimiento del potencial de membrana.

¿Cuáles son los principales beneficios de la magnetoterapia?

 

Entre los principales beneficios de la magnetoterapia, podemos enumerar los siguientes:

  • Efecto analgésico, ya que produce la liberación de endorfina y derivados moduladores de la sensibilidad
  • La vasodilatación arteriolar y capilar, lo que conlleva un incremento en la disponibilidad de oxígeno tisular
  • Importante inhibición de inflamaciones, dolor, y envejecimiento óseo
  • Potencial de membrana:
    • La hemoglobina presenta en su composición química un porcentaje relativamente elevado de hierro, un elemento eminentemente concentrador del campo magnético. Por lo tanto, y en respuesta a la acción de estas líneas de fuerza, el hierro molecular transportado por la hemoglobina aumenta la disponibilidad de oxígeno en los tejidos. Este aumento de la actividad celular provoca una recuperación rápida, tanto de los tejidos epidérmicos como de los tejidos óseos.
  • Incremento del aporte de oxígeno:
    • Se produce un incremento de la vascularización y de la circulación local, a nivel intracelular. Con ello se obtienen algunos de los efectos terapéuticos más importantes de la magnetoterapia tales como reducción del dolor, regeneración de tejidos óseos, estimulación del sistema parasimpático, etc.
  • Efecto antiinflamatorio:
    • Sienta su base a nivel circulatorio, mejorando y restaurando el flujo sanguíneo, permitiendo a su vez, la llegada de oxígeno, nutrientes, y otras materias primas del metabolismo celular. También facilita la llegada de células del sistema defensivo al lugar de la lesión, favoreciendo la eliminación de todas las sustancias y elementos de desecho del metabolismo celular, derivados del proceso inflamatorio. Además, regula y facilita el transporte de la membrana celular y la activación de diferentes proteínas y/o enzimas a nivel plasmático, repercute de forma efectiva en la disminución de dos problemas principales presentes en un número importante de enfermedades: la hipoxia y el edema.
  • Efecto regenerador de tejidos:
    • Además de favorecer la llegada de células encargadas de la «limpieza» a la zona lesionada, comienza también la función de renovar el tejido dañado. Además de favorecer la «limpieza» en la zona lesionada a través de células encargadas, los generadores de campo magnético estimulan los fibroblastos hacia la producción de nueva fibra colágena, lo cual es de interés tanto en procesos de cicatrización, como de prevención del envejecimiento de la piel.
  • Efecto analgésico:
    • El efecto analgésico está directamente relacionado con el efecto antiinflamatorio. Al contrarrestar la inflamación, el tejido lesionado es liberado de la presión muscular a la que estaba sometido, liberando las terminaciones nerviosas comprimidas.

¿Cuáles son los usos más habituales de la magnetoterapia?

 

Los programas predeterminados en la mayoría de los equipos incluye artrosis, osteoporosis, tendinitis, fractura, desgarro, lesión nervio y esguince. Para un correcto tratamiento, todas las indicaciones referidas a tiempo de exposición e intensidad del tratamiento deben ser consultadas con un profesional. Los productos solamente traen manuales de uso, no traen especificaciones respecto a los tratamientos posibles.

¿Puedo realizar un tratamiento de magnetoterapia en mi domicilio, de forma particular? 

 

Para un correcto tratamiento, todas las indicaciones referidas a tiempo de exposición e intensidad del tratamiento deben ser consultadas con un profesional. Los productos solamente traen manuales de uso, no traen especificaciones respecto a los tratamientos posibles.

¿Puedo viajar en un avión con un equipo de magnetoterapia?

 

Idealmente, debe ponerse en contacto con la aerolínea para conocer las particularidades de transporte de equipos médicos a bordo. Existe una gran cantidad de profesionales que se trasporta regularmente con equipo complejos, pero es preferible averiguar con anticipación las normas que rigen a cada aerolínea en particular.

¿Es posible regular la frecuencia de salida del equipo de magnetoterapia?

 

Sí, los equipos pueden regular la frecuencia de salida medida en Gauss. Los equipos con mayor potencia ofrecen tratamientos más breves en tiempo. La frecuencia generalmente se puede configurar en modalidad contínua o pulsada.

Abrir chat
1
¿Consultas?
Hola! 👋
¿Podemos ayudarte?